Elementos

DANZA CON ELEMENTOS

La Danza del Bastón

Esta danza surgió de tres ramas antiguas de Oriente. Una de ellas representa el cetro de poder que llevaban los antiguos monarcas faraónicos, otra de ellas es la de los pastores que guiaban su rebaño y la otra deriva del arte marcial con el que se defendían antiguamente los campesinos.

La danza del bastón pertenece al folklore egipcio y su verdadera raíz parte de Al Said, zona del alto Egipto, de allí también deriva el nombre de uno de los ritmos exclusivos para esta danza, como lo son el Saidi y Sase.

Dentro de esta danza podemos encontrar diferentes tipos de técnicas como simples combinados de bastoneo y equilibrio, que exigen fuerza y destreza minimizados con armonía, exigiendo gran elegancia y una amplia capacidad de malabarismo y coordinación.

La vestimenta que acompaña a esta danza es una túnica o babucha, acompañada de un pañuelo en la cadera (caderin) y un pañuelo en la cabeza representando a los campesinos egipcios.

Crótalos, Cymbals o Chinchines

Contra la creencia general, los crótalos son uno de los instrumentos musicales más antiguos de que tiene conocimiento la humanidad.
Nacen en el ancestral Egipto, .hace tres o cuatro mil años, y aún pueden verse los vestigios en las manos de las tañedoras en fragmentos de frisos existentes en el museo del Cairo, así como en algunas ciudades como la de Zakkara, donde aún existen en las paredes de los monumentos funerarios.
Conservando su autentico esplendor, llamado en egipcio aju ó nataji, y al pasar por el mundo occidental toman en Grecia el nombre de crotalum, por el sonido similar emitido por la serpiente de cascabel.
De ahí, pasaron a Grecia donde se les llamó crotalum por el sonido similar al cascabel de la serpiente, a finales del siglo XIV, pasaron a la Península Ibérica precisamente cuando los Árabes, tras ocho siglos de dominación, abandonaron su último reducto en granada, y España los toma como instrumento percusivo nacional, modificando en parte su forma, a la manera de media castaña y tomando así el nombre de castañuela, utilizada en algunos de sus bailes típicos.
Las originales tañedoras tocaban en ciertas festividades, principalmente en las religiosas celebradas en las barcazas faraónicas en el Nilo, y en su recorrer por el mundo.
Se decía que en algunas culturas se tocaban para espantar a los malos espíritus por su agudo sonido.

Las bailarinas a menudo utilizan algún tipo de instrumento rítmico para ayudar a los músicos en el acompañamiento rítmico-musical a sus bailes. Dos, se ponen en los dedos anular y pulgar de las manos, respectivamente .Se utiliza para tocar los siguientes ritmos: Saidi, Maqsoum, Samai, Fallahi, Karachi o Dos por Uno, Malfuf y Zar, o simplemente se utilizan ejecutando combinación de sonidos para acentuar diferentes pasajes musicales.

Candelabro

“Raks al Shamadán” (Baile del Candelabro). Proviene de los antiguos ritos y ceremonias que se llevaban a cabo en los templos religiosos egipcios. Suele interpretarse esta danza en las bodas o en los bautismos, siendo esta una manera de iluminar a los recién nacidos o recién casados en su nuevo camino.
El vestuario más clásico utilizado para dicha danza es una túnica con grandes mangas que se abren y terminan en pico.

Generalmente se acompaña de un Taksim o de alguna música alegre que haga alusión al festejo.

Velas

Cabe mencionar que no es una danza autóctona.En Turquía existe un baile tradicional, en el cual la bailarina lleva dos velas, una en cada mano, donde realiza diferentes poses con movimientos de brazos.
Esta danza manifiesta misticismo y también drama según su interpretación, e ilumina al público con la belleza de sus movimientos armónicos.
Otra manera de danzar con velas, es simplemente incorporarla a algún recipiente y balancearlas sobre la cabeza o sobre el estómago.

Sable

La danza del sable (“raks al sayf”) es originaria de la danza marcial tradicional de Egipto: “El Ard”, que es realizada por hombres que llevan los sables en forma vertical, listos para pelear, mientras bailan. Raks al Sayf implica balancear el objeto sobre la cabeza, cadera, estómago, hombros, etc. No existe mucha documentación que indique que la danza del sable bailada por mujeres sea común, salvo algunas pinturas.
El sable provoca en el público cierta fascinación, representa poder y a su vez dramatismo.

El velo

Es un elemento muy importante dentro de la Cultura Oriental. El velo demuestra en una bailarina todo aquello que no se quiere mostrar o no debe verse, que esta vedado a los ojos ajenos, o que yace oculto.

Este simple elemento dependiendo de la habilidad de la bailarina al manejarlo contiene mucha seducción. Al danzar el velo toma “vida” y un protagonismo preponderante en la representación.

Con respecto a la popular danza de los siete velos, se desconoce en realidad si existió, esta considerada una invención hollywoodense.
Al velo se le llama también “al mileia”, es el manto usado por la mujer común del pueblo o de la religiosa musulmana, de la cual se ha desarrollado todo un folklore en torno a ella.